abril 19, 2024

Petróleo | «Si querían una Patagonia rebelde, lo están logrando»

Petróleo | «Si querían una Patagonia rebelde, lo están logrando»

Así sintetizó Jorge Ávila, secretario general del Sindicato del Petróleo y el Gas Privado de Chubut, el impacto de las medidas económicas del Gobierno nacional en el sur de nuestro país.

En diálogo con Punto de partida, Ávila explicó que la situación es difícil porque «YPF anunció despidos que se efectuarán a partir del 31 de julio por falta de presupuesto. Hasta ese día tenemos firmada la paz social, después será lo que tenga que ser. Los trabajadores vamos a defender lo que tenemos. Nos quieren imponer una flexibilización laboral que no vamos a aceptar, porque las empresas privadas en las que trabajamos han ganado y facturan millones de pesos. Si el ajuste realmente fuera para ayudar al país no estarían comprando gas envasado en Chile, sino que lo comprarían en Bolivia por un precio mucho más barato, pero se ve que es más fácil comprarle a las empresas de los integrantes del Gabinete nacional a precio internacional y hacerle pagar el costo a los argentinos».

Ávila también precisó que el conflicto iniciado en el verano tuvo instancias de negociación pero «siempre buscando imponer la flexibilización por parte de la patronal. Pretenden hacer recortes de sueldo y aumentos del tiempo de trabajo, y además echar a 500 compañeros. Nosotros estamos dispuestos a ceder en muchos puntos pero no para que se queden 500 sino para que no se vaya nadie. Si no, ¿para qué haríamos el sacrificio?».

Sobre el panorama general de la situación social en la Patagonia, Ávila analizó que «los petroleros podemos pagar los aumentos pero pensemos que a los jubilados les $400 y el aumento de la tarifa del gas excede los cuatro mil pesos. Los consejos de ahorro que da el Gobierno no se pueden aplicar en nuestra región. Me gustaría que el presidente [Mauricio] Macri venga a quedarse en pullover en una casa sin gas en Chubut. No tenemos el tiempo que se toma la CGT nacional para evaluar si hace un paro o si toma alguna otra medida. Vamos a ir a un plan de lucha más duro y fuerte. Siempre dijimos que si querían una Patagonia rebelde, con estas agresiones a los puestos laborales y el aumento de la canasta familiar, lo están logrando. Si en Buenos Aires no hay aceite, imaginate cómo será en el Sur. Nuestra lucha no es solo por nosotros. Toda la economía de la región depende de la actividad petrolera».

Por último, el entrevistado precisó que «no le hemos faltado el respeto a este Gobierno, nos sentamos a hablar en todas las reuniones que nos propusieron, pero en ninguna negociación se nos garantizó la estabilidad laboral y eso no lo podemos aceptar. No queremos volver a los tiempos en los que íbamos con el diario abajo del brazo buscando una changuita para llevar comida a nuestros hogares».

MG/GF/RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados