abril 15, 2024

Paolo Menghini: “Es imposible que esto quede impune”

Paolo Menghini: “Es imposible que esto quede impune”

El martes 29 de septiembre el fiscal general Fernando Arrigo solicitó condenas desde tres y ocho meses hasta diez años y once meses para los imputados por la tragedia de Once ocurrida el 22 de febrero de 2012 en la que fallecieron 52 personas.

Paolo Menghini, padre del fallecido Lucas Menghini Rey, admitió en Punto de Partida que desde la querella están “muy satisfechos con todo el trabajo que ha hecho el fiscal con todo su equipo, muy a conciencia” en relación al “alegato profundísimo de 5 días” que “llenó de pruebas el pedido de condena”.

Parte de los querellantes “hemos pedido condenas para empresarios y funcionarios”. En cuanto al maquinista Marcos Córdoba “no encontrábamos pruebas para pedir una condena” aclarando que “no es lo mismo no pedir condena que pedir sobreseimiento”.

En relación al ferrocarril de la Línea Sarmiento que impactó en una de las cabeceras, Menghini describió un tren “con mantenimiento diferido, sin sistemas de seguridad, con pérdidas de aire en todas las cañerías, las revisiones hechas 10 años antes de la tragedia, el vagón en el que la muerte encuentra a Lucas tenía 1.700.000 kilómetros  pasados de lo indicado para hacer mantenimiento, la chapa podrida, los asientos se desprendieron como si fuesen agarrados con hilo y no tenía velocímetro”.

paoloEn diálogo con Lucas Molinari acotó que el tren tren “tenía doce personas por metro cuadrado, terminaron apilados, no podían meter el celular en el bolsillo para llamar a sus familiares”.

El padre de Lucas Menghini Rey, aseguró  que “había una estructura que colapsó”. La gente estaba abandonada a su suerte y así se llevaron a 52 inocentes. En sentido señaló que “los responsables son los que tenían que cuidar al usuario, esos son funcionarios y empresarios”.

“Es imposible que esto quede impune”, ratificó.

“Faltan 8 defensas, alegar y, después de dos semanas, el fallo. Es un mes y medio”, apuntó respecto a la causa.

“El compromiso de asumir el rol social, que a uno le toca aún en el dolor más profundo, es imprescindible” para llegar a esta instancia, sintetizó.

MM / GF / RG

Comentarios

comentarios

Artículos ralacionados